Conoce cómo afecta la menopausia a la salud oral y descubre algunos consejos para minimizar los riesgos asociados.

La menopausia puede afectar a la salud bucal. Probablemente es algo que pocas mujeres se plantean llegado este momento, puesto que la menopausia tiene otras implicaciones a nivel físico y psicológico que pueden parecer más importantes, pero conviene no olvidar que se ha observado una conexión entre ambas.

Si no la conocías, te invitamos a seguir leyendo para conocer mejor cómo afecta la menopausia a la salud de la boca.

Qué es la menopausia y cómo afecta a la salud de la mujer

A la etapa en la cual la mujer deja de tener ciclos menstruales se le conoce como menopausia. En cada mujer este momento llega a una edad distinta, aunque por lo general se da entre los 45 y los 55 años.

Evidentemente no hablamos de una falta más o menos prolongada, sino de la desaparición total y definitiva. Por eso, para considerar dicha condición, los médicos establecen que han de pasar doce meses sin que la mujer experimente ningún periodo.

Las implicaciones de la menopausia sobre la salud de la mujer son numerosas, debido en gran medida a los cambios hormonales que tienen lugar. Muchas de estas implicaciones son menores, pero en otros casos pueden ser más importantes, como cuando se produce una mayor debilidad en el tejido óseo.

Pero como lo que nos interesa en este caso es cómo afecta la menopausia a la salud dental, vamos a centrarnos en los problemas que con más frecuencia aparecen en la boca.

Cómo afecta la menopausia a la salud bucodental

Entre las formas más frecuentes en las que la menopausia afecta la salud bucodental se encuentran las siguientes: 

Aparición de gingivitis descamativa

Las encías se enrojecen y duelen, pudiendo producirse sangrado y sensibilidad dental ante el consumo de bebidas o alimentos a temperatura extrema (muy fríos o muy calientes). Es bastante frecuente que a raíz de ésta se derive en una peridontitis

Sensación de boca seca

Los cambios hormonales producidos durante la menopausia hacen que las glándulas salivales segreguen en menor cantidad, lo que muchas veces provoca esa desagradable sensación de sequedad bucal.

Todo esto deriva en una serie de molestias que afectan tanto en el ámbito social como en el de la salud. Con esta menor secreción salivar es más probable que aparezcan las infecciones, y se produzca mal aliento

Reducción de la mucosa bucal

Las mucosas de la boca se ven afectadas igualmente por estos cambios hormonales y es frecuente ver como se debilitan, razón por la que es necesario extremar las medidas de higiene y eliminar hábitos perniciosos como el tabaco y el alcohol, ya que en en este periodo son más propensas a sufrir complicaciones.

Síndrome de la boca ardiente

La aparición de una extraña sensación de escozor, hormigueo o adormecimiento de la lengua, encías o labios es lo que se conoce como síndrome de la boca ardiente y es bastante común que se desarrolle asociado a la menopausia.

Deterioro de los dientes

Con la edad los dientes pierden su esmalte y se deterioran., Pero además la menopausia y todos los efectos que provoca forman el cocktail perfecto para la aparición de caries, con lo que no se trata solo de un problema estético.

Periodontitis y complicaciones asociadas

Los efectos de la menopausia en la osteoporosis están muy vinculados a las enfermedades periodontales. Es bastante frecuente que en esta etapa algunas complicaciones relativas a la pérdida del hueso que sujeta el diente hagan su aparición.

Consejos para cuidar la salud de la boca durante la menopausia: mujer poniendo pasta de dientes en cepillo.

Consejos para cuidar la salud de la boca durante esta etapa de la vida

Aunque la mayoría de consejos para cuidar la salud bucodental durante la menopausia no varían en gran medida de los tradicionales que se dan para cualquier etapa de la vida, conviene hacer algunas puntualizaciones.

El cepillado, el uso de hilo dental y de enjuagues antibacterianos tiene que continuar siendo la base . No hay razón para modificar estas prácticas que son las que nos proporcionan una garantía de higiene y una protección frente a posibles problemas.

Se recomienda que la pasta dental tenga un menor índice abrasivo para que no se produzca daño en las encías

Si como consecuencia de la menopausia se da sintomatología de boca seca o de síndrome de boca ardiente es imprescindible eliminar el tabaco para no agravar estos problemas

Cuando esto ocurre también conviene hidratarse frecuentemente y usar colutorios que mitiguen esa sensación.

Para un fortalecimiento de las piezas dentales y las mucosas de la boca, se recomienda que la dieta sea alta en nutrientes como calcio, y vitaminas A, C y E.

Y como siempre, es imprescindible que las visitas al dentista no se demoren más de un año, ya sea para realizar una limpieza profesional que mantenga una buena salud dental, como para que explore la posible aparición de patologías bucodentales que hayan podido pasar desapercibidas.

Te invitamos a compartir este artículo sobre menopausia y salud oral con aquellas personas a las que les pueda resultar de interés.

Abrir chat