Saber cuál es el tipo de ortodoncia más rápido es una de las primeras cuestiones que los pacientes plantean cuando se les aconseja este tratamiento. Tener esta duda es normal, puesto que la ortodoncia implica ciertas incomodidades en el día a día y por tanto desean que el periodo de uso sea lo más breve posible.

Para conocer todos los condicionantes que influyen en la mayor o menor duración del tratamiento de ortodoncia vamos a hacer un repaso general de los factores involucrados.

Factores que influyen en la duración del tratamiento de ortodoncia

Podríamos decir que la duración del tratamiento se ve influenciado por un conjunto de factores. En el caso de que todos resulten favorables los plazos se podrían reducir al mínimo, pero lo normal es que no siempre sea así. En cualquier caso, estos son los aspectos que marcarán la mayor o menor duración de un tratamiento de ortodoncia:

El paciente

El paciente es uno de los factores que más influyen en la duración del tratamiento. Primero porque dependiendo de su edad será más complicado o más sencillo modificar su estructura dental, ya que los huesos son más moldeables a edades tempranas. Y segundo porque de su disciplina y hábitos depende en gran medida que las soluciones aplicadas tengan resultados rápidos. De poco sirve una ortodoncia invisible que requiere de 20 a 22 horas diarias de uso si el paciente apenas la lleva 15. Y lo mismo aplica a otra serie de recomendaciones como la higiene dental.

La complejidad del problema

Si un paciente tiene que solucionar una ligera desviación en la alineación dental el tratamiento requerirá de menos tiempo que si se trata de un problema más complejo, en el que haya que corregir mordidas defectuosas. Las maloclusiones de mayor gravedad siempre van a requerir un tiempo de tratamiento más prolongado que los problemas leves.

El tipo de materiales empleados en el tratamiento

En ortodoncia fija existen brackets más avanzados y menos. El tipo de brackets que se utiliza puede contar con diversos diseños y materiales, algunos de los cuales consiguen corregir el problema más rápidamente que otros.

La habilidad profesional del especialista

El ortodoncista, como cualquier otro profesional médico, será más o menos experimentado o tendrá mayores o menores conocimientos de las mejores técnicas a aplicar en cada caso. De este modo, ponerse en manos de un profesional cualificado puede reducir el tiempo del tratamiento, aunque siempre dentro de unos márgenes.

No se trata de que un sistema de ortodoncia tenga una ventaja diferencial sobre otro sino más bien si el ortodoncista tiene una experiencia sobre el mismo lo suficientemente amplia como para lograr reducir el tiempo en el que se pueden apreciar los resultados.

¿Existe alguna marca de brackets o tipo de ortodoncia más rápida?

No existe una técnica, una marca o un tipo de producto que pueda afirmar con certeza que es capaz de reducir significativamente el tiempo de duración de la ortodoncia. 

Eso no quita para que en el sector existan afirmaciones al respecto que apuntan en ese sentido, pero la evidencia científica que hay tras ellas no es lo suficientemente sólida como para darlas por ciertas. 

A día de hoy, y con la variedad de circunstancias que influyen, no cabe pensar que elegir entre la ortodoncia invisible de una marca determinada o cierto tipo de brackets va a suponer una reducción significativa del tiempo de tratamiento.

Mujer con brackets colocados en sus dientes sujeta con la mano un alineador invisible (transparente).

¿La ortodoncia invisible es más lenta o más rápida que los brackets?

La ortodoncia invisible (alineadores invisibles) y los brackets son las principales opciones que se manejan de cara a un tratamiento de ortodoncia. Pero elegir entre uno y otro método no debe hacerse con la idea de reducir el tiempo de tratamiento, porque, como ya hemos visto, no puede decirse que haya una diferencia significativa.

La ortodoncia invisible permite mayor flexibilidad que los brackets, ya que puede quitarse y ponerse, lo que facilita comer sin notar un cuerpo extraño en la boca y mantener la actual apariencia sin que la sonrisa se vea modificada. 

Esas son las ventajas a valorar, pero en lo que se refiere a la duración del tratamiento, no puede decirse que en la actualidad elegir una u otra opción vaya a ofrecer resultados significativamente diferentes.

¿Cuánto tiempo deberé llevar ortodoncia?

No se puede dar una cifra exacta. Lo más que puede ofrecerse es una aproximación, teniendo en cuenta lo que se observa en la mayoría de tratamientos de ortodoncia.

Por lo general, un plazo que se puede considerar razonable para ver los efectos de la ortodoncia es de un año y medio, pero no hay que ser demasiado rígidos al respecto. Hay personas que consiguen resultados en un periodo más corto, mientras otras necesitan alargarlo hasta 2 años.

Te invitamos a compartir este artículo con tus familiares y amigos para que también conozcan qué tipo de ortodoncia es más rápida.

Abrir chat