¿Sabías que el 80% de los dientes que salen de la boca tras un traumatismo puede reimplantarse con éxito y el 96% de la población lo desconoce? Sigue leyendo para saber qué hacer si se te cae un diente y aumentar con ello las probabilidades de salvarlo.

Se estima que nueve de cada diez personas no saben que un elevado porcentaje de los dientes permanentes que se salen fuera de la boca por un golpe podrían reimplantarse y mantenerse a medio o largo plazo si se siguen los pasos adecuados.

En primer lugar, indicaremos lo que se debe hacer si se rompe un diente parcialmente, en segundo, lo pasos a seguir si el diente completo se sale de la boca y por último comentaremos cómo actuar si se cae un diente de leche.

¿Qué hacer si se te rompe un diente? (rotura parcial)

Cuando tiene lugar un traumatismo dental lo más frecuente (90% de los casos) es que se produzca una fractura no complicada que solo implique un trozo del diente.

En estos casos hay que buscar el fragmento del diente que se ha roto y acudir inmediatamente al dentista para que lo pegue.

Te recomendamos que limpies con agua el trozo de diente que se ha desprendido y apliques frío en la zona afectada para contener la inflamación.

Por otro lado, en el caso de que observes que el diente se ha astillado, o creas que pueda haberse fisurado, es conveniente que vayas igualmente al dentista para que valore tu caso y aplique el tratamiento que corresponda.

¿Qué hacer si se te cae un diente? (fractura total)

Si el diente se sale completamente (avulsión) sigue los siguientes pasos:

1. Busca el diente.

2. Nunca cojas el diente por la raíz. Agárralo siempre por la corona, que es la parte visible del mismo si lo imaginas colocado normalmente en la encía.

3. Lava el diente suavemente con agua o suero. No lo frotes ni uses jabón.

4. Vuelve a colocar el diente en su hueco original y aprieta con una servilleta, gasa o pañuelo.

5. Si no eres capaz de recolocar el diente en su sitio, mételo en un vaso con leche o suero fisiológico. Como alternativa también podrías llevar el diente suelto en tu boca (con mucho cuidado para no tragártelo), lo cual no es la mejor opción, pero si el accidente ocurre en la calle y vas directamente al dentista, puede ayudar.

6. Acude a tu dentista rápidamente, a ser posible antes de una hora y sin olvidar tu diente en caso de que lo hayas puesto en un vaso. No te preocupes si no has podido seguir todos los pasos indicados, cuanto menos tiempo pase, más posibilidades habrá de conservar la pieza afectada. Esto es así porque las células de la raíz de los dientes pueden permanecer vivas entre media hora y una hora desde la caída (y por tanto volver a integrarse en la encía), pero si se sobrepasa ese tiempo, mueren y por tanto es probable que el diente se pierda.

En resumen, si se te cae un diente definitivo (no temporal o de leche) recuerda que es probable que puedas salvarlo si actúas con calma y rapidez. Intenta recolocarlo en su sitio original, y si no es posible, transpórtalo en un entorno húmedo e intenta no tardar más de una hora en llegar al dentista.

¿Y cómo hay que actuar si fractura o cae un diente de leche?

En el caso de que el diente se caiga completamente (avulsión) no se va a reimplantar debido a que podría dañarse el diente definitivo que esté debajo y en general resultaría más complicado fijarlo, con el consiguiente riesgo de que se suelte y sea tragado.

Si solo se trata de una rotura parcial, se puede realizar un tratamiento de reconstrucción.

Y, en cualquier caso, si tu hijo ha tenido un golpe fuerte en la boca -con riesgo de fractura, caída o algún tipo de daño en sus dientes de leche-, es recomendable que lo lleves al odontopediatra o dentista para que compruebe que no haya daños que puedan resultar perjudiciales para el desarrollo de la dentadura definitiva.

Importancia de la prevención y tratamientos

Hay veces en que las fracturas dentales son difícilmente evitables (tropiezos, golpes, accidentes, etc.), pero en muchos casos pueden prevenirse, como por ejemplo cuando se realizan determinados deportes de contacto. Por ello, recuerda siempre la importancia de utilizar protectores bucales cuando el riesgo así lo indique, pues el mejor tratamiento siempre es la prevención.

Pero si finalmente se te cae un diente, tienes una fractura parcial o directamente pierdes la pieza, no te preocupes, en la actualidad hay diferentes tratamientos muy eficaces para que recuperes la estética y funcionalidad de la pieza afectada o perdida.

Referencias

Este artículo se ha elaborado tomando como referencia la campaña “Mantén la calma y ¡salva tu diente!, que fue impulsada a finales de 2019 por el Colegio de Odontólogos de la I Región (COEM) y la Asociación Española de Endodoncia (AEDE).

Folleto campaña "Mantén la calma y salva tu diente".

Te invitamos a compartir este artículo con tus familiares y amigos para que sepan qué hacer si se les cae un diente y tengan así más posibilidades de salvarlo.