¿Cuál es el tratamiento más adecuado para un flemón dental? ¿Qué causas pueden provocar su aparición? Damos respuesta a estas y otras preguntas.

¿Qué es un flemón dental?

Un flemón es un abceso que nace como resultado de la infección y acumulación de pus que las bacterias han provocado en un punto concreto de la boca. Este abceso puede desarrollarse de forma progresiva o con más rapidez, siendo frecuente que derive en importantes molestias en la persona que lo padece.

Causas que lo provocan

El proceso infeccioso que da lugar a la aparición de un flemón dental puede estar originado por varias causas. Las principales son las que se citan a continuación.

Caries no tratadas

Cuando las caries aparecen y no se les da la importancia que tienen, los problemas terminan por agravarse. Una caries que no se haya tratado para su corrección proseguirá su proceso destructivo hasta alcanzar los tejidos blandos del diente, y es entonces cuando el flemón tiene muchas posibilidades de formarse.

Traumatismos

La aparición de flemones por traumatismos no es tan común, pero puede ocurrir. Un golpe que produzca algún tipo de fisura en la dentadura y al que no se le preste mayor atención puede hacer que las bacterias entren en el hueco creado por el traumatismo y que la infección progrese hasta derivar en un flemón.

Enfermedad periodontal

Los flemones dentales también se forman a raíz de infecciones en las encías. Los tejidos blandos que sirven de soporte al diente no están exentos de los peligros de una infección bacteriana, y por consiguiente, son susceptibles de provocar la aparición de flemones si no se cuidan como es debido.

Síntomas

Los síntomas del flemón dental son claramente reconocibles. El primero es un intenso dolor en la zona de la boca donde se ha desarrollado el flemón. Este dolor viene acompañado generalmente de pus y de una fuerte inflamación. La cara puede mostrarse un poco deformada por efecto de esta inflamación, y probablemente este es el síntoma que resulta más reconocible por lo evidente que resulta incluso a personas ajenas a quien lo sufre.

Otros síntomas que pueden indicar la existencia de un flemon en progreso son la halitosis y la sensibilidad bucal, que se menifiesta en dolor ante la presencia de alimentos muy fríos o muy calientes. Por sí mismos estos síntomas no son indicativos de la existencia de un flemón, pero pueden aparecer previamente a los más importantes y evidentes que se han citado con anterioridad.

Remedios caseros para bajar o aliviar un flemón

Las molestias producidas por un flemón suelen ser de gran intensidad, lo que hace que resulten difíciles de sobrellevar en las horas que restan hasta la visita del odontólogo. Por eso quienes están experimentando los efectos de un flemón suelen buscar remedios caseros que mitiguen el dolor y la molesta hinchazón.

Por lo general la aplicación de hielo en la zona externa y los enjuagues con agua tibia con sal pueden producir una sensación de cierta reducción en los síntomas, pero en función del grado previo de dolor puede que no sea suficiente.

Flemón dental - remedios caseros: mujer aplicándose frío.

Tratamiento de un flemón detal

La única manera eficaz de neutralizar un flemón es acudir al especialista para que haga un diagnóstico y aplique un tratamiento. Por lo general, el odontólogo realizará una exploración, que puede incluir radiografías para conocer el estado general del área afectada.

En primer lugar se tratará de reducir la infección que ha dado origen a la aparición del flemón, por lo que el uso de antibióticos y antiinflamatorios suele ser una de las primeras recomendaciones. También pueden prescribirse analgésicos para minimizar el dolor.

Una vez que la inflamación ha desaparecido, ya se pueden llevar a cabo los tratamientos necesarios, que pueden ir desde una endodoncia hasta la extracción de la pieza dental. Todo dependerá del diagnóstico que se haya realizado en la fase exploratoria.

Prevención

La higiene dental es básica para evitar la formación de cualquier tipo de flemón dental. El cepillado y el enjuague bucal disminuyen la posibilidad de que aparezcan caries y las bacterias provoquen infecciones.

También las visitas regulares al dentista pueden servir para establecer un diagnóstico prematuro en la formación de un flemón, lo que servirá para atajarlo antes de que pueda producir un grado superior de molestias.

Preguntas frecuentes sobre el flemón dental

¿Es posible bajar un flemón en 24 horas?

Los flemones tienen su proceso, al igual que el tratamiento. Un flemón que sea tratado inicialmente con antibióticos y antiinflamatorios puede reducirse en un tiempo más o menos rápido pero se necesitará igualmente tomar las medidas necesarias para la resolución definitiva del problema. Los remedios caseros no servirán para reducir un flemón en un tiempo tan breve.

¿Qué ocurre si no se trata un flemón?

Como ocurre con cualquier infección, si no se trata evoluciona a un estadio de mayor gravedad, pudiendo llegar a afectar incluso a los tejidos que rodean al diente y provocar la pérdida de la pieza.

¿Cuánto tiempo tarda en curarse un flemón?

Depende de la gravedad de la infección. Normalmente la mejoría es notable a partir de las 48 horas desde que comienza a tomar antibióticos, pero la duración de este tratamiento será de al menos 7 – 10 días. También hay que tener en cuenta que posiblemente después habrá que resolver el problema que generó el flemón, lo cual implicará el tiempo que corresponda al tratamiento dental que sea necesario.

Te invitamos a compartir este artículo sobre el flemón dental con las personas a las que entiendas que le puede resultar de interés.

Abrir chat