Hoy en día los implantes son una solución indolora, eficaz y definitiva para volver a lucir una dentadura perfecta para toda la vida. Algunos de los argumentos para justificar el uso de la técnica de implantes son:


SEGURIDAD Los implantes tienen una tasa de éxito superior a cualquier otra técnica de restauración dental. Además, mantienen intactos el resto de los dientes y solo actúan sobre la zona dañada.

CALIDAD DE VIDA Estabilidad y una sensación idéntica a los dientes naturales. Se recupera la función completa y el paciente puede comer, hablar o sonreír con total seguridad y sin molestias.

ESTÉTICA Son la solución más estética para reemplazar la pérdida de dientes, no sólo porque mejoran la apariencia externa, sino porque la ausencia de piezas origina pérdida ósea.

MATERIAL Permiten que haya una adaptación adecuada de las piezas usando un material biocompatible como el titanio, con el que se fabrican los tornillos de fijación.

SALUD La no reposición del diente ausente conlleva efectos secundarios, como la inclinación progresiva de los dientes adyacentes, lo que complica la estructura de la dentadura, la masticación y la higiene.

PRECIO La inversión realizada en un implante se recupera por la fiabilidad y la durabilidad del tratamiento.


¿Todavía tienes dudas? Pide ya tu cita para conocer más sobre este tratamiento.

 

Abrir chat