Las personas con una pobre salud bucal y/o periodontitis pueden tener un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares según indican diferentes estudios científicos.

No está demostrado de manera concluyente que una mala higiene bucodental provoque enfermedades cardiovasculares, ni que tratar las enfermedades periodontales reduzca el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, pero diferentes estudios indican la existencia de una importante vinculación entre salud oral y salud cardiovascular, como se indica en este artículo.

La periodontitis se asocia con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares

La enfermedad periodontal es una infección crónica causada por bacterias que afecta a los tejidos que sustentan los dientes (encías -el sangrado es muy característico-, hueso, etc.). Esta infección local puede derivar en el desarrollo de una inflamación general o sistémica que podría tener importantes repercusiones en la salud del paciente en función de la parte del organismo que resulte afectada.

De esta forma, las bacterias pueden pasar al sistema circulatorio y promover la inflamación y el endurecimiento de las arterias (aterosclerosis), lo que a su vez aumentaría el riesgo de aparición de determinados problemas cardiovasculares (angina de pecho, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, etc.).

Además, cabe señalar que periodontitis y enfermedades cardiovasculares comparten factores de riesgo comunes, como el tabaquismo, el alcohol, la edad o la diabetes.

La infección periodontal puede perjudicar la salud cardiovascular de los diabéticos

La inflamación general provocada por una infección periodontal puede afectar negativamente al metabolismo, especialmente al de personas con diabetes, que es una enfermedad considerada como un importante factor de riesgo cardiovascular, entre otras cuestiones porque si no se controla daña progresivamente los vasos sanguíneos (arterias y venas) y acelera el proceso de aterosclerosis.

Además, hay evidencia de que los pacientes diabéticos se benefician del tratamiento periodontal, lo cual a su vez puede ayudar frente a las enfermedades cardiovasculares asociadas.

La pérdida de piezas dentales se relaciona con enfermedades cardiovasculares

Diferentes estudios señalan una relación entre los patrones de pérdida dentaria (que se vincula a la periodontitis, diabetes y/o una pobre salud dental) y la arteriosclerosis, si bien aquí habría que recordar cuestiones como el hecho de que las personas que menos cuidan su boca es probable que tampoco sigan otros hábitos saludables que les podrían ayudar a evitar las enfermedades cardiovasculares.

Una pobre salud dental puede afectar a las válvulas cardiacas

Una pobre salud bucodental favorece el riesgo de que haya infecciones bacterianas en la sangre, lo cual puede afectar a las válvulas cardiacas, resultando especialmente perjudicial si la persona ya padece problemas en las mismas o tiene válvulas artificiales.

Mantener una buena salud bucal beneficia la salud de tu corazón

Como se ha podido ver en apartados anteriores, mantener una buena salud bucal puede ayudar a evitar determinadas enfermedades cardiovasculares (si bien no es tan determinante como otros hábitos saludables que deben seguirse). Para cuidar la salud de tu boca debes tomar medidas como las siguientes:

Lávate correctamente los dientes 2 – 3 veces al día.

• Utiliza el hilo dental diariamente.

• No olvides programar limpiezas dentales y acudir periódicamente a tu dentista para que revise el estado de tu salud bucodental (mínimo una vez al año, o las veces que te indique).

Prevención de las enfermedades cardiovasculares

Consulta a tu médico si deseas informarte con detalle sobre cómo prevenir las enfermedades cardiovasculares, lo cual requiere seguir diferentes hábitos saludables, como por ejemplo: evitar el sedentarismo, no beber alcohol, no fumar, cuidar el peso, mantener una dieta equilibrada o controlar adecuadamente determinadas enfermedades, como por ejemplo la diabetes, en caso de padecerlas.

Te invitamos a compartir este artículo para que otras personas conozcan cómo se relacionan salud bucal, periodontitis y enfermedades cardiovasculares y aprendan a reducir el riesgo de padecer patologías cardiacas.

Abrir chat