En este artículo se explica cómo usar el hilo dental correctamente, los principales tipos de hilo disponibles y otras técnicas que complementan el cepillado (cepillo interdental, raspador de lengua e irrigador dental).

¿Qué es y para qué sirve el hilo dental?

El hilo dental, también llamado seda dental, es una combinación de finos filamentos de nailon o plástico que se utiliza para eliminar los restos de comida que pueden haber quedado retenidos entre los dientes y que el cepillado no es capaz limpiar.

La combinación del hilo dental (al menos una vez al día) con un cepillado correcto (2 – 3 veces al día) permite alcanzar un grado de limpieza y protección muy completo, lo cual ayuda a evitar las infecciones de las encías y la aparición caries, reduciéndose con ello -en gran medida- el riesgo de desarrollo de la mayoría de patologías o problemas bucodentales más habituales.

Tipos de hilo dental: conoce cuál se adapta mejor a tu caso

Lo más importante que debes recordar sobre el hilo dental es la importancia de usarlo diariamente, pero también conviene conocer los diferentes tipos que existen, ya que algunos pueden ser más recomendables que otros dependiendo de cada caso:

Hilo dental sin cera

Es un hilo dental de nailon fino que está especialmente indicado para personas que tienen los dientes muy juntos, ya que puede introducirse en espacios muy pequeños. Su mayor inconveniente es que se puede romper o deshilachar con mayor facilidad que otras alternativas.

Hilo dental con cera

En este caso el hilo dental de nailon cuenta con una fina capa de cera, lo cual le confiere resistencia (dificulta que se deshilache) y facilita el desplazamiento, pero a su vez podría complicar el acceso a zonas muy estrechas.

En general ambas alternativas (con cera y sin cera) funcionan bien cuando los espacios interdentales son estrechos o normales, siendo recomendable probar las dos y elegir aquella que resulte más cómoda y acceda a todos los espacios.

Cinta dental

La cinta dental, que es más ancha y plana que el hilo normal, está especialmente indicada cuando los espacios interdentales son más grandes de lo habitual, ya que facilita un mejor acceso, se ajusta mejor y resulta más cómoda.

Al igual que en el hilo, hay cinta dental con cera o sin cera, con lo que es recomendable que pruebes ambas alternativas y elijas aquella que te resulte más cómoda y funcione mejor.

Hilo dental de politetrafluoroetileno (PTFE)

Está compuesto de politetrafluoroetileno (teflón) y tiene un solo filamento. Es suave, resistente (se deshilacha menos que el hilo dental normal) y de fácil uso (se desliza fácilmente entre los dientes), con lo que es una opción que se ajusta muy bien a personas con encías sensibles o que en general no tienen mucha experiencia utilizando el hilo dental.

Hilo dental Superfloss

Este hilo fabricado con un material parecido a la lana está diseñado específicamente para personas que tienen aparatos de ortodoncia, puentes fijos, coronas y prótesis.

Tiene 3 partes bien diferenciadas: una fija, más rígida, que permite una limpieza eficaz de los aparatos y puentes dentales; una esponjosa, que sirve para eliminar la placa bacteriana; y una zona de seda para limpiar el resto de dientes.

¿Cómo usar el hilo dental?

Hay que introducir el hilo dental cuidadosamente entre los dientes y frotarlo contra el borde de los mismos, siendo especialmente importante incidir en las zonas más próximas a las encías, pero nunca restregarlo contra ellas.

El Consejo de Dentistas de España tiene publicado en su canal de YouTube un vídeo en el que se explica paso a paso cómo debe utilizarse la seda dental:

Otras técnicas complementarias del cepillado

Además del hilo dental, existen otras técnicas complementarias del cepillado que conviene conocer:

Cepillo interdental

Se usa para completar la higiene dental cuando existen espacios interdentales grandes en los que la seda no puede realizar una limpieza del todo eficaz.

El cepillo interdental está especialmente indicado para limpiar los espacios que aparecen como consecuencia de la pérdida de hueso y la retracción de las encías en las personas con enfermedad periodontal avanzada.

En la segunda mitad del vídeo anterior se explica cómo debe utilizarse este cepillo.

Raspador de lengua

Para que la limpieza bucodental sea completa hay que limpiar la superficie de la lengua, lo cual puede hacerse con el propio cepillo de dientes o bien utilizar un raspador de lengua. En ambos casos deben hacerse barridos desde la parte de atrás de la lengua hacia adelante.

En parte final del vídeo anterior puedes ver cómo se usa un raspador de lengua.

Irrigador dental

Un irrigador dental es un aparato que emite un chorro de agua a presión, siendo muy eficaz para:

• Eliminar la placa dental.

• Mejorar la salud de las encías.

• Limpiar implantes y aparatos de ortodoncia.

El chorro de agua se aplica en las zonas donde se unen encía y dientes, y puede entrar con facilidad en huecos difícilmente accesibles con otros sistemas, lo que convierte al irrigador dental en un complemento muy interesante para evitar y controlar patologías como la caries, la gingivitis o la periodontitis.

Cabe señalar que el irrigador no debe sustituir al hilo dental, siendo la combinación de ambos una opción muy eficaz, exceptuando algunos casos en los que utilizar solo el irrigador puede ser la opción recomendada, como por ejemplo cuando la persona tiene las encías muy sensibles o está utilizando un aparato de ortodoncia.

Mujer utilizando irrigador bucal.

Acude a las revisiones periódicas con tu dentista y pregúntale las dudas que tengas

Para cuidar adecuadamente la salud de tu boca es conveniente que acudas a las revisiones periódicas con tu dentista (al menos una vez al año), además de mantener una buena higiene bucodental diaria. De esta forma cualquier problema podrá ser detectado y tratado precozmente, minimizándose con ello el riesgo de tener que recurrir a tratamientos más complejos y costosos.

Y por supuesto, no olvides que al margen de la información que leas, veas o escuches sobre salud dental, siempre debes preguntar a tu dentista por los tratamientos y técnicas de higiene bucodental que mejor se adaptan a tu caso.

Te invitamos a compartir este artículo con tus familiares y amigos para que conozcan cómo usar el hilo dental adecuadamente, los principales tipos que hay y otras técnicas complementarias del cepillado.

Abrir chat