Muchas personas desconocen que la salud oral influye en el rendimiento deportivo y que a su vez la práctica deportiva conlleva diferentes riesgos para la salud de la boca que con frecuencia pasan desapercibidos.

La caries, así como las patologías de las encías y el hueso que soporta los dientes, son focos de infección a partir de los cuales las bacterias pueden pasar al torrente sanguíneo y causar daños en tendones, músculos y articulaciones, alterando con ello la respuesta del organismo y por extensión perjudicando el rendimiento deportivo.

Y en el sentido opuesto, determinados deportes (p.e. los de contacto) y hábitos de los deportistas (como la excesiva ingesta de bebidas y productos energéticos) favorecen la aparición de problemas bucodentales (caries, fracturas dentales, etc.).

Por ello es especialmente importante que los deportistas tengan unos hábitos de higiene bucodental adecuados y que a la hora de practicar su actividad deportiva sigan recomendaciones adaptadas a su contexto.

La salud oral influye en el rendimiento deportivo: patologías que pueden perjudicar tus resultados

Cada vez son más los estudios científicos que señalan cómo determinados problemas de salud bucal pueden afectar a otras partes del cuerpo y por tanto repercutir en el rendimiento deportivo.

Algunas de las más destacadas patologías bucodentales que pueden influir negativamente en los resultados deportivos son las siguientes:

• Una maloclusión (es decir, cuando las piezas dentales superiores no encajan -en la mordida- de manera adecuada con las inferiores) puede dar lugar a problemas posturales que perjudican al rendimiento deportivo.

• Una muela del juicio retenida puede aumentar el riesgo de fractura de mandíbula cuando se practican deportes de contacto.

• El bruxismo implica una sobrecarga funcional que puede dar lugar a contracturas musculares y dolores de cabeza y cuello, lo cual que a su vez puede impedir un control total de los movimientos de cuello, cabeza y hombros, y por tanto limitar el rendimiento en determinados deportes como el golf o el baloncesto.

• Las caries e infecciones no tratadas pueden favorecer la aparición de molestias o lesiones musculares y articulares (mialgias, tendinitis, etc.) y dificultar el proceso de recuperación de las lesiones. Sin olvidar que en fases avanzadas pueden producir síntomas más directos y evidentes como dolor, fiebre y debilidad física.

• Las enfermedades periodontales son infecciones inflamatorias de las encías que pueden generar un estado inflamatorio en otras partes del organismo y favorecer la aparición, entre otras, de patologías cardiovasculares, diabetes o infecciones respiratorias.

• La periodontitis se vincula con una mayor probabilidad de tener contracturas musculares, fatiga muscular o retrasos en la recuperación de las lesiones musculares, siendo este otro claro de ejemplo de cómo influye la salud oral en el rendimiento deportivo.

Riesgos de practicar deporte para la salud oral.

Riesgos de practicar deporte para la salud bucodental

Si no se toman las medidas adecuadas, el deporte, así como determinados hábitos de los deportistas, conllevan diferentes riesgos para la salud oral:

• Algunos deportistas tienen el hábito de apretar o rechinar los dientes (bruxismo) mientras realizan la actividad, lo que aumenta el riesgo de que aparezcan problemas como: sensibilidad dental, fisuras y fracturas dentales, maloclusión, desgaste dentario, etc.

• Los deportistas de alto nivel pueden estar tensionados y sometidos a un fuerte que estrés, lo cual favorece la aparición de bruxismo a la hora de dormir o en otros momentos del día.

• Muchos deportistas presentan índices elevado de caries y otros problemas de salud oral (patologías de las encías, dolor dentario, infecciones, pérdidas de dientes, etc.) que se derivan de la misma, debido, probablemente, al consumo excesivo de productos con un alto contenido de azúcar: geles y barras energéticas, bebidas isotónicas, zumos, batidos, etc.

• El esfuerzo físico y el estrés favorecen la sequedad bucal (xerostomía), lo cual aumenta el riesgo de aparición de caries, sensibilidad dental, enfermedades periodontales, mal aliento, úlceras bucales, etc.

• Según algunos estudios muchos atletas de élite tienen una mala salud oral incluso aunque cuiden su salud bucodental mejor que la población general, lo cual puede deberse al excesivo consumo de azúcar y la sequedad bucal promovida por el exceso de estrés y esfuerzo, tal y como se ha señalado en puntos anteriores.

• La deshidratación, la boca seca y el entrenamiento intensivo pueden alterar los mecanismos inmunológicos.

• La práctica de determinados deportes, como por ejemplo los de contacto, aumenta el riesgo de fracturas tanto dentales como maxilares.

La salud oral influye en el rendimiento deportivo: cuidar tu boca puede ayudarte a conseguir mejores resultados

Con frecuencia no se tiene en cuenta, incluso en entornos altamente profesionalizados, la importancia que una mala o buena salud bucal puede tener para el rendimiento deportivo, tanto a corto como a largo plazo.

Por ello, si eres deportista de élite o haces deporte con cierta intensidad o frecuencia, es conveniente que tomes las medidas que se indican a continuación (o las recomiendes, en caso de que tengas responsabilidad en el cuidado de la salud de un deportista o equipo deportivo):

Acude las revisiones periódicas con tu dentista

Como se ha indicado anteriormente, la salud oral influye en el rendimiento deportivo y a su vez el deporte conlleva especiales riesgos para la salud de la boca, lo que hace que sea especialmente recomendable que acudas a las revisiones periódicas bucodentales con mayor frecuencia que la población general (a la que se suele recomendar que vaya una o a lo sumo dos veces al año en caso de no haber patologías que indiquen otra cosa).

Y por supuesto, en caso de notar algún síntoma es conveniente que pidas cita lo antes posible. A medida que un problema bucodental se alarga en el tiempo, puede tener peores efectos en la salud (y por tanto en el rendimiento deportivo), resulta más difícil de abordar y requiere tratamientos más complejos y costosos; mientras que si se trata y se toman las medidas adecuadas con rapidez suele ser fácil de atajar y prevenir.

Dile a tu dentista el deporte que practicas y sigue las medidas preventivas y recomendaciones específicas que te indique

Es recomendable que le digas a tu dentista el deporte que realizas para que pueda ayudarte con la mayor eficacia posible. De esta forma, además de indicarte las medidas de prevención e higiene bucodental que se suelen dar a la población general (revisiones periódicas, cepillado diario de dientes, uso frecuente del hilo dental, etc.), podrá recomendarte estrategias y medidas específicas para tu caso, como por ejemplo las siguientes:

• Uso de férulas de descarga para disminuir la tensión o de protectores bucales en caso de que practiques deportes de contacto.

Reducción, en la medida de lo posible, de la ingesta de bebidas y productos energéticos.

Mayor frecuencia de lavado de dientes.

Uso más frecuente de enjuagues con flúor.

• Tras consumir productos azucarados, al menos enjuagarse con agua, masticar chicles sin azúcar o comer piezas de fruta si en ese momento no se puede realizar un cepillado de dientes.

Beber agua de forma regular para mantener bien hidratada la boca.

• Conocer instrucciones sobre cómo actuar cuando se sale un diente (el cual es posible que pueda reimplantarse si se siguen los pasos adecuados).

• Los nadadores deben extremar la vigilancia y el cuidado de los dientes debido a que el agua de la piscina contiene productos químicos, como por ejemplo el cloro, que pueden erosionar los dientes y favorecer la acumulación de sarro.

Salud oral influye en rendimiento deportivo: si la cuidas puede ayudarte a lograr mejores resultados

Referencias

Para elaborar este post se han tomado como referencias principales los siguientes artículos:

1. Salud oral y deporte (Consejo de Dentistas de España).

2. La periodontitis reduce el rendimiento deportivo (Sociedad española de periodoncia).

Te invitamos a compartir este artículo para que otros deportistas sean conscientes de que la salud oral influye en el rendimiento deportivo y tomen las medidas adecuadas para así lograr los mejores resultados posibles.

Abrir chat